Anthony Browne, el mago de las historias

Willy Sueña

El cumpleaños de Anthony Browne es una excusa maravillosa para hablar de él, un autor único de libros álbum, un autor que entretiene, que desafía y que se mueve magistralmente entre la ternura y lo ominoso.

Creo que este último rasgo es el que ha hecho que tantos y tantos lo consideremos uno de los mejores. Sus libros tienen propuestas duales, triples o cuádruples y, sin importar cuántas veces los hayamos leído, la última lectura siempre nos regala novedad.

Anthony Browne es un artista, ante todo, y un muy buen contador de historias; es un mago, que hace aparecer detalles, figuras, colores, dependiendo de cuánto tiempo nos detengamos a mirar. “El mirar toma tiempo”, advierte. Claro que toma tiempo. Leer un álbum, un buen álbum, toma mucho tiempo –claramente más que 8 minutos, como alguien dijo por ahí-. Un tiempo que no estamos acostumbrados a destinar a la lectura.

Cuando hablo de un buen álbum, hablo de Anthony Browne. Cuando hablo de literatura que desafía, que atrapa, que transforma, hablo de Anthony Browne.

Voces en el parque ya tiene la categoría de clásico y de ícono de la LIJ postmoderna, porque combina, de una manera pulcra, sin pretensiones ni “dificilismos”, los recursos literarios que permiten mirar a una obra literaria desde la intertextualidad, la metaficción, los paratextos, los hipo e hipertextos. En Voces en el parque se celebra la literatura como una manifestación cultural y como un concepto que nos permite reconocer este mundo.

Gorila tiene esa textura vintage que rememora relaciones y sensaciones de antaño. Este libro, cuya primera edición en inglés es de 1983, genera una fisura con la tradición literaria para niños al omitir a la figura materna. Browne se enfoca en la relación que, a duras penas, sostiene un padre con su hija, en un libro cargado de símbolos, de colores fríos, del vacío y de la soledad que experimenta una niña que no debe tener más de 10 años. El paisaje onírico que celebra esta historia se funde de manera sutil con una realidad áspera y, al finalizar el sueño, la suaviza.

Willy no requiere de mayores presentaciones. En este chimpancé podemos vernos todos; podemos re-conocernos en nuestros miedos, en nuestra timidez, en nuestra soledad y en nuestras penas más profundas; en nuestras esperanzas de que algo cambie, de que aquella persona que nos mueve el piso, se dé la vuelta y nos mire. Willy es de esos personajes entrañables, al que queremos porque podríamos ser nosotros mismos.

El paseo al Zoológico nos sumerge en un espacio que, querámoslo o no, genera contradicciones. En este libro, Browne nos lanza a distintas problemáticas –sociales, familiares, ambientales- que alcanzan su punto cúlmine en la mirada compasiva, dolorosa, triste, del último gorila encerrado en una cruz. La manera en que esta narración nos enjaula y nos libera alternadamente, constituye una de las maravillas de este texto.

Es este aspecto de los libros álbum el que me fascina. Ese espacio que hay entre las imágenes y las palabras y que tiene que ser llenado por el lector.” 

Cambios es un espectáculo de magia. Pestañeas y el sillón ya no está. Ni la plancha ni la pelota. En la primera lectura, damos vuelta las páginas con urgencia
para asistir a este espectáculo sin perdernos de nada. Cuando llegamos al final, tenemos que volver a verlo. Ahora con mayor detención observamos cómo todo nos va guiando al desenlace. Cada página tiene información de sobra para saber qué es lo que está cambiando.

Desde este lado es posible ver lo que esconde El túnel. La mano inolvidable de la madre; la pieza de Rosa, llena de cuentos; ese umbral hacia lo desconocido, hacia una estatua de piedra… Dos hermanos convirtiendo piedras en flores, en ese lugar al otro lado del túnel.

Si nos adentramos En el bosque, nos  encontraremos con la tradición popular de cuentos tradicionales, revisitados por Browne bajo esa sombra ominosa tan de él. Porque esos personajes pareciera que están vagando por el bosque, atrapados en sus propias historias, pidiendo ayuda al niño que, solo por esta vez, toma el atajo a través del bosque para ir a ver a su abuelita, y así volver pronto, por si su papá regresa de no sabemos dónde ni por qué.

Con Anthony Browne, los detalles dejan de ser detalles; no existen las casualidades. Todo tiene un lugar y un sentido establecido para potenciar los significados y para desencadenar, siempre, nuevas lecturas.

La gran mayoría de los libros de Anthony Browne han sido editados en español por el Fondo de Cultura Económica.
Anuncios

6 comentarios en “Anthony Browne, el mago de las historias

  1. Eduardo Rioseco dijo:

    Muy buena mirada a la obra del gran maestro Anthony Browne. Agregaría solamente un breve comentario acerca de los dos libros dedicados a Oso, que aunque son menos conocidos, creo que hay ahí una especie de “arte poetica”, una declaración de principios acerca del poder que un simple lápiz puede tener sobre la realidad.
    Un abrazo Carola, gracias por mantener este blog tan inspirador.
    Benito

    • Carola Ojeda dijo:

      Absolutamente de acuerdo, mi querido Benito. Creo que esos libros son los más engañadores porque, detrás de esa aparente simplicidad, hay un manifiesto revelador de la poética de Browne.
      Un abrazo para ti, querido amigo.

  2. Alma dijo:

    Aprendí lo que es un libro álbum gracias a ti hija mía y a Anthony Browne, una novedad para mí y me encanta en todos los sentidos. Feliz cumpleaños Anthony!!!

  3. maría paz norambuena dijo:

    Conocí realmente a Anthony Browne gracias a las capacitaciones hermosas que tuve en BVSUR. hoy sigo conociendo y descubriendo multiples lecturas gracias a mi hijo de un año y medio que me pide que lea todos los días (y varias veces al día) “Voces en el Parque”. Feliz cumpleaños para este gran artista!

  4. Rafa Muñoz dijo:

    Amiga Carola, gracias por tu ‘mirada lectora’ sobre Browne que nos permite ‘ver’ las cargas de profundidad literaria que contiene su obra. Saludos

  5. María Esther Chimenti dijo:

    Amo a Anthony Browne: Willy el soñador es el primero que leyó mi hija a los cinco años, y lo quiere tanto que en Sala de Cinco lo quiso leer a sus compañeros: se sintió FELIZZZZ !!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s