Vuelo de mariposas por García Márquez

el-vuelo-de-las-mariposas color

Macondo es el nombre de una tierra mágica. Una tierra que tiene pasto de saltamontes, troncos de búhos, piedras de huevos de dinosaurios y nubes de estrellas.

Macondo es el mundo que nos deja creer en todo eso que tanto nos dicen que es imposible. Es el mundo donde el hielo es una creación maravillosa, que no deja a nadie indiferente.

Macondo es el lugar de la inocencia, la tierra del asombro, de la música, de los trenes y de las mariposas amarillas.

Macondo es lugar de muerte, de fuego, de sol incansable, donde la lluvia cae por error, despertando a las semillas.

Macondo es ese aleph borgiano, ese punto del mundo que contiene todos los puntos, vistos desde todos los ángulos, una creación única de un mundo que nace, que cae, que vuelve a nacer.

Macondo nos regala el lenguaje, las palabras, la existencia de las cosas, su nombre. Ese nombre gracias al cual creamos el mundo.

Macondo nos regala cientos de historias, cientos de personajes, cientos de vidas. Nos hace reír a carcajadas, abrir los ojos y sentir el sabor de la selva, de la sierra. Macondo nos asola hasta llenarnos de vacío frente al ruido sordo de ese pelotón de fusilamiento.

Macondo es el mundo que García Márquez nos regaló, para escaparnos, de vez en cuando, a soñar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s